Área Oftalmológica Avanzada Dr. Vergés . C/Dalmases 42, 08017 Barcelona     |     93 551 33 00     |     info@cverges.com
 
CATALA | CASTELLANO | ENGLISH    
Youtube Facebook Blog Pacientes Blog Profesionales Twitter  LinkedIn RSS News
 
AA
 
 

¿CUÁLES SON LAS ENFERMEDADES DE LA GLÁNDULA TIROIDEA?
La glándula tiroidea se localizada en el cuello y se encarga de producir hormonas que ayudan a regular nuestro metabolismo. Cuando se produce un exceso de hormonas tiroideas aparece la enfermedad conocida como hipertiroidismo y, cuando son deficitarias, aparece el hipotiroidismo.
 
El desajuste en la producción de hormonas tiroideas puede causar problemas oculares y de la visión. Los síntomas del hipertiroidismo incluyen: fatiga, taquicardia, pérdida de peso, sudoración, cabello frágil y diarrea. El hipotiroidismo puede también causar fatiga pero con  bradicardia, estreñimiento y aumento de peso.

¿CUÁLES SON LOS SÍNTOMAS DE LOS PROBLEMAS OCULARES RELACIONADOS CON EL TIROIDES?
Una apariencia de ojos saltones y sequedad conjuntival son a menudo los primeros síntomas. Los signos precoces incluyen tumefacción palpebral  y del tejido periorbitario. La tumefacción del tejido periorbitario puede comprimir el ojo empujándolo hacia afuera, produciendo su protrusión y el aspecto de “ojo saltón”.
 
El grado de protrusión es variable y puede afectar a uno o ambos ojos. También puede producirse un engrosamiento de los músculos que mueven el ojo.  Las consecuencias de esto será la aparición de visión doble o diplopía.
 
En casos severos, la córnea puede ulcerarse y el nervio óptico puede dañarse con  resultado de pérdida de visión permanente.
 
 
¿PUEDE AFECTARSE LOS OJOS SI  LOS TEST DE FUNCIÓN TIROIDEA SON NORMALES?
Sí, la protrusión y otros síntomas de la enfermedad ocular tiroidea pueden estar presentes incluso cuando estos test muestran un nivel normal de hormona tiroidea en sangre (llamado eutiroidismo).
 
Sin embargo, la mayoría de pacientes con síntomas oculares, tienen niveles sanguíneos anormales de hormona tiroidea.
 
 
¿CUÁL ES EL TRATAMIENTO DE LA ENFERMEDAD OCULAR TIROIDEA?
Cuando se sospecha que la glándula tiroidea es demasiado activa, debe evaluarse su funcionalismo y decidir la estrategia terapéutica más adecuada. La enfermedad ocular puede continuar progresando incluso después de tratar y normalizarse los niveles hormonales, esto implica que es necesario seguir realizando controles por el oftalmólogo.
 
En el tratamiento se deben considerar dos fases diferentes. La primera  conlleva el tratamiento de la enfermedad ocular activa. El periodo activo finaliza a los dos o más años, requiere la monitorización cuidadosa hasta la estabilización
 
La segunda fase implica la corrección de los cambios que aparecen tras la fase activa y suelen ser los que perduran más tiempo, haciéndose difícil su resolución
 
El tratamiento durante la fase activa de la enfermedad se focaliza en preservar la visión. El tratamiento consiste en la administración de lágrimas artificiales y pomadas lubricantes, en ocasiones altas dosis de cortisona y, en los casos más rebeldes, puede precisarse cirugía orbitaria o radioterapia. En la segunda fase, el tratamiento de los cambios permanentes puede requerir corrección quirúrgica de la diplopía, de la fijación de la mirada o la protrusión ocular.
 
 
¿POR QUÉ SON IMPORTANTES LAS REVISIONES MÉDICAS OCULARES?
Las enfermedades oculares puede permanecer aletargadas durante años. Muchas patologías oculares no presentan síntomas hasta que el proceso nocivo ya ha causado daño. 
 
La mayoría de las cegueras son previsibles si el diagnóstico y el tratamiento son tempranos, las revisiones médicas oculares regulares, realizadas por un oftalmólogo, son muy importantes para poner de manifiesto cualquier proceso que pueda avanzar de forma silente, dañando los frágiles tejidos oculares. 
 
¿Por qué un oftalmólogo? Porque solo un oftalmólogo puede garantizar el cuidado total  para sus ojos, tanto en la prevención como en los casos en que se requiera un tratamiento médico o quirúrgico. Recomendamos una revisión cada 1 o 2 años y acudir a un centro de urgencias oftalmológicas siempre que se produzca una pérdida brusca de visión o cualquier otra circunstancia que ocasione dolor intenso o presencia de ojo rojo.

 
CONTACTE CON NOSOTROS
Si desea pedir cita o resolver alguna duda rellene el formulario con todos los datos y nos pondremos en contacto con usted en la mayor brevedad posible.
ENVIAR
 
 
  Alteraciones del ojo tiroideo . PDF  
 
 
 
 
PREGUNTAS FRECUENTES